- Gaussianos - https://www.gaussianos.com -

Ha muerto Michael Atiyah, DEP

Michael Atiyah ha muerto. El magnífico matemático británico, uno de los más grandes de nuestros días, fallecía el pasado viernes 11 de enero.

Michael Atiyah. (Fuente: Quanta Magazine [1])

Atiyah pasa por ser uno de los matemáticos más importantes de la historia reciente. Sus trabajos en geometría y topología se encuentran dentro de los más relevantes de los últimos años: diversos trabajos en geometría algebraica, creador de la teoría K junto a Friedrich Hirzebruch, estudios relacionados con la teoría de Gauge… Tenéis un buen resumen de todo ello en la entrada dedicada a Michael Atiyah en la Wikipedia en inglés [2].

Pero, posiblemente, entre ellos destaca el conocido como teorema del índice de Singer-Atiyah, probado por él junto a Isadore Singer en 1963 y que les valió a ambos el Premio Abel en 2004. En este artículo de Óscar García-Prada [3] tenéis una buena explicación de este gran resultado.

En lo que se refiere a galardones, Michael Atiyah no solamente tiene el Premio Abel, sino que también consiguió la Medalle Fields en 1966, junto a Paul Cohen (quien demostró que la hipótesis del continuo es indemostrable en ZFC [4]), Alexander Grothendieck y Stephen Smale (el de la lista de Smale [5] y la paradoja de Smale [6]). Casi nada los compañeros de premio y casi nada Atiyah, que es uno de los pocos matemáticos que poseen ambos premios.

Michael Atiyah (derecha) con Alexander Grothendieck (izquierda). Fuente [7].

Por desgracia, el final investigador de Michael Atiyah ha tenido dos grandes borrones. Su trabajo sobre la 6-esfera (no aceptado como válido por la comunidad matemática) y, sobre todo, su no-demostración de la hipótesis de Riemann (en este enlace [8] podéis ver el anuncio que publiqué en Gaussianos sobre ello y en éste otro [9] mi opinión posterior a su presentación) no han sido la mejor manera de terminar una carrera matemática digna de ser de las más fructíferas y exitosas de nuestro tiempo…

…pero sería de necios quedarse solamente con eso, sería muy injusto recordar a Michael Atiyah sólo por este desacertado final. Recordemos a Atiyah por lo que era y por lo que es: uno de los más grandes matemáticos de nuestra era [10] y, por qué no, de la historia de las matemáticas. Descanse en paz.