Después de unos días sin publicar (semana complicada), volvemos hoy con el problema de la semana, que me envío al correo Carlos. Ahí va:

Demostrar que el número 6 es el único número natural que es a la vez un número perfecto (la suma de sus divisores propios da de resultado el mismo número) y producto perfecto (el producto de sus divisores propios también da de resultado ese número).

A por él.

Print Friendly, PDF & Email