Aunque pueda parecer tonto, los matemáticos generalmente concluyen la discusión de cualquier resultado con la frase: “Y el teorema tiene muchas aplicaciones útiles”, pero nunca especifican cuáles. Querer especificarlo, entonces, sería peor aún. Esforzarse por encontrar aplicaciones a toda costa conduce en efecto a la invención de ejemplos innaturales y poco convincentes.

Gian Carlo Rota

Boletín 161 de la RSME

Yo no estoy totalmente de acuerdo con la frase, pero sí es cierto que muchas veces ocurre. ¿Qué pensáis?

Print Friendly, PDF & Email