Además de ser un genio en matemáticas, Galois fue un revolucionario, un rebelde. Por ello resulta tremendamente irónico y paradójico que él mismo probara que hay problemas que no pueden resolverse por radicales.

Leído por ahí

Print Friendly, PDF & Email