Todos sabemos (o deberíamos) que las matemáticas no tienen premio nobel y que su equivalente es la medalla fields. Todo esto es correcto, aunque en Noruega existe un premio anual destinado a un matemático reconocido, que una vez quiso ser el equivalente a lo que sería el premio nobel de matemáticas.

El Premio Abel es un galardón anual otorgado por el Rey de Noruega a un matemático destacado. En concreto, el premio Abel se creó en honor al matemático noruego Niels Henrik Abel, en el año 2002, año del bicentenario del nacimiento de dicho matemático.

El premio lo otorga la Academina Noruega de las Ciencias y las Letras, aunque primero se hace una selección por un comité de cinco matemáticos de distintos países y tiene como remuneración económica 770.000 €, semejante a la que otorga un premio Nobel.

La historia de este premio es curiosa, ya que se propuso crear este premio en 1897 cuando Sophus Lie se enteró de que Alfred Nobel no tenía intención de crear un premio nobel para las matemáticas, pero el premio se quedo en el olvido cuando la Unión entre Suecia y Noruega se disolvió en 1905.

Así la idea del premio Abel resurgió en el año 2002, y el primer premiado fue Jean-Pierre Serre en el año 2003.

(Página oficial del premio Abel)

Print Friendly, PDF & Email