Si partimos de algo falso podemos demostrar cualquier cosa

Una de las anécdotas más conocidas de las que se asocian con el filósofo y matemático Bertrand Russell es su famosa demostración de que «Si 2+2=5, entonces yo soy el Papa». Parece ser que la historia ocurrió tal que así: Estaba...

Sigue leyendo