Para la vuelta de las vacaciones y fiestas, nada mejor que un problema/jueguecillo.

Cierta vez tres caballeros se reunieron a tomar un café. Una vez que se iban, pidieron al camarero que les trajera la cuenta, éste fue a la caja y el cajero le dice que les cobre 10 euros (imaginemos que están en un sitio carísimo) a cada uno por el café, por lo que el camarero así lo hace.

Los clientes pagan cada uno su parte, pero se quejan al camarero del precio del café, a lo que el camarero vuelve a la caja con la queja de los clientes y el cajero a regañadiente le dice al camarero: «devueveles 5 euros».

El camarero, que no era tonto se dice a sí mismo: «Son 3 clientes, si tengo que devolverles 5 euros me quedo sin cambio y sin propina», así que se queda con 2 euros y les devuevle a cada cliente 1 euro. Con lo que cada cliente, en definitiva paga 9 euros.

Por tanto, tenemos que: (3 * 9) + 2 = 29

Entonces, ¿dónde está el euro que falta?

(Este problema nos lo envió hace tiempo Gonzalo A. Brusella, me he permitido adaptarlo a España, ya que él (creo) es Argentino.)

Solución

Viendo que no ha caído nadie en la pequeña «trampa», voy a poneros la solución, aunque todos habéis acertado.

Lo que ocurre es que en realidad no falta ningún euro y el problema está en que la cuenta que se hace está mal hecha. La cuenta bien hecha sería:

  1. Pagan los clientes: 10 x 3 = 30 €
  2. El cajero le da cinco euros al camarero para devolverlos a los clientes: 30 – 5 = 25 €
  3. Ahora el camarero se guarda dos euros como propina: 25 + 2 = 27 €
  4. El camarero devuelve un euro a cada cliente: (1 x 3) + 27 = 30 €

Lo único que ocurre en este problema es que hay que identificar correctamente el movimiento del dinero.

Print Friendly, PDF & Email