Un grupo de estudiantes de matemáticas de la Universidad de Copenhague mezclan en un vídeo musical la canción Barbra Streisand, del gurpo Duck Sauce, con la paradoja de Banach-Tarski. Sí, esa que (entre otras cosas) dice que se puede dividir una esfera en varias partes tal que si las unimos de forma conveniente podemos construir dos esferas exactamente iguales en tamaño a la esfera inicial. ¿Cómo lo escenifican? Con multiplicación de naranjas. Frikismo, y del bueno.


Visto en Boing Boing gracias a gabriel_hgs.

Print Friendly, PDF & Email