La actual separación de la parte científica y la de humanidades en la educación es algo relativamente reciente (las dos culturas, que diría C. P. Snow). No fue siempre así, ni debería ser tan acusado ahora. Lo que no ha estado tan separado, ni lo está en la actualidad, es la ciencia y la literatura. Desde épocas muy antiguas, la ciencia ha aparecido de una forma u otra en las obras literarias: ya sea como ficción o como representación de la realidad del momento; ya sea para alabarla o para criticarla.

La obra que os traigo hoy se titula La ciencia en la literatura, y es Premio Nacional de Edición Universitaria 2019 a la mejor obra de divulgación científica. Su autor, Xavier Duran, tal y como dice en el subtítulo, pretende que con ella hagamos

Un viaje por la historia de la ciencia vista por escritores de todos los tiempos

Y doy fe de que lo consigue.

Título: La ciencia en la literatura
Autores: Xavier Duran
Edicions de la Universitat de Barcelona
Desde los inicios de la literatura, muchos escritores han incorporado conceptos científicos en sus obras, como metáfora o como recurso para enriquecer las descripciones. Algunos de ellos incluso han atribuido a la ciencia y la tecnología un papel central, ya sea para elogiar los avances conseguidos, ya sea para criticar sus principios o sus posibles consecuencias.`

Este libro ofrece una panorámica inédita de la presencia de la ciencia en la literatura, en un viaje por las letras universales que va desde Homero hasta nuestros días y que reúne numerosos ejemplos de la literatura española. Una propuesta singular que permite al lector redescubrir a los clásicos y acercarse a la ciencia desde una nueva perspectiva.

El libro es un auténtico tratado de la aparición y el análisis de la ciencia en las obras literarias desde Homero a los tiempos actuales. La cantidad de obras y autores que aparecen en ella es abismal, y los análisis que se realizan de estas obras bastante profundos y detallados. Sus cerca de 400 páginas (después del «recorte», ya que la primera versión superaba las 600) están repletas de referencias a autores de todo tipo y lugar y a una gran cantidad de obras, de las cuales se analiza su contenido científico. No quiero ni pensar en la ingente cantidad de horas ha llevado la documentación para escribir este libro. No en vano, hay catorce páginas de bibliografía que contienen más de 300 referencias bibliográficas.

Se podría pensar que lo que se hace en este libro es mencionar y analizar obras eminentemente científicas, pero ni mucho menos es así. De hecho, se analiza principalmente el contexto científico de cada época a partir de cómo se describía la ciencia en algunas obras literarias. Además de referencias a hechos científicos concretos, se puede ver la imagen que se daba de la ciencia y de los científicos de cada una de las épocas recorridas o la interacción entre algunas teorías científicas y ciertas corrientes literarias.

En lo relativo a los autores, aparecen científicos que han escrito obras literarias, pero lo que en realidad abunda es el análisis de lo que literatos de toda condición hacen tanto de la ciencia como de la tecnología y del desarrollo industrial, y cómo afectaba eso a la sociedad de su época.

Entre ellos encontramos muchos de los autores más importantes de la historia de la literatura a nivel mundial y otros que, aunque quizá no sean tan conocidos por el gran público, sí que tienen obras interesantes sobre la relación ciencia-literatura. Y, evidentemente, entre todos ellos hay autores que alababan la ciencia y los avances científicos y tecnológicos y autores que no estaban muy de acuerdo con lo que en cada una de sus épocas era la «modernidad» científica. Conocer lo que pensaban ambos grupos es importante y necesario para realizar el viaje que, como decía al comienzo, Xavier Duran quiere que hagamos a través de su libro.

La estructura de la obra es, principalmente, cronológica (aunque en algunos momentos se le da más importancia a la temática que se está analizando, dejando un poco a un lado el aspecto del tiempo). Se divide en trece capítulos que comienzan con «Dioses, nubes y átomos. Ciencia y anticiencia en Homero, Aristófanes y Lucrecio» y terminan con «Más allá de las dos culturas. La imagen de la ciencia en la literatura de los últimos cincuenta años». Entre ellos tenemos capítulos dedicados a médicos y enfermedades, a la Revolución Industrial o a la ciencia en el Romanticismo. Mención especial al capítulo 11, uno de los que más interés despertó en mí, titulado «El estallido de las conciencias. La imagen del científico en la era atómica».

Como detalle, comentar que las matemáticas no están muy presentes en este libro. Si no se me me he dejado ninguno, como apuntes matemáticos podemos encontrar los siguientes: la pasión de los liliputienses por las matemáticas (por la geometría, principalmente); el personaje Johann Wilhelm Möbius de la obra teatral Los físicos (de Friedrich Dürrenmatt), llamado así por August Ferdinand Möbius (el de la banda de Möbius); una mención a la novela El diablo de los números, de Hans Magnus Enzensberger; y un comentario de la novela El matemático, del autor mexicano Arturo Azuela. Pido perdón de antemano si hay algún detalle matemático relevante en el libro que se me haya pasado.

Sobre el autor, os dejo esta breve pero concisa presentación:

Xavier Duran es licenciado en Ciencias Químicas y doctor en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha colaborado en numerosos periódicos y revistas, y está especializado en temas científicos. Ha ganado varios premios literarios de ensayo -el Joan Fuster, Josep Vallverdú y el Joaquín Xirau-, de narrativa -el Marià Vayreda- y de divulgación -Premio Europeo de Divulgación Científica-. Es autor de más de una treintena de libros.

Sin duda, una magnífica obra de divulgación científica que sirve tanto para tener una imagen bastante clara de cómo ha ido evolucionando la ciencia a lo largo de la historia como para ver que ciencia y literatura han ido de la mano desde el inicio de los tiempos.

Print Friendly, PDF & Email
0 0 vote
Article Rating