El pasado sábado, 15 de julio, fallecía Maryam Mirzakhani a la edad de 40 años. Un cáncer de mama se llevaba para siempre a la primera mujer que ha sido galardonada con la Medalla Fields, uno de los galardones más importantes que se concede a matemáticos a nivel mundial.

Ese mismo día, aún en shock, tuiteaba sobre ello

pero creo que la grandeza de esta matemática iraní merece una entrada propia en Gaussianos.

Maryam Mirzakhani, nacida el 12 de mayo de 1977 en Teherán (Irán), fue un prodigio desde muy pequeña. Le encantaba la lectura (de hecho, ella misma pensaba que sería escritora), pero acabó cautivada por las matemáticas. Se acercó a ellas tomándolas como un reto y acabó sumergida totalmente en este maravilloso mundo.

Participó dos veces en la olimpiada Matemática internacional, siendo la primera mujer que lo hacía en el equipo iraní, con grandes resultados: medallas de oro en ambas con 41 y 42 puntos (sobre 42) en esas dos ediciones.

Maryam Mirzakhani

Graduada en Teherán y doctorada en Harvard, se dedicó principalmente a varias ramas modernas de la geometría (geometría hiperbólica, teoría ergódica y geometría simplética) realizando importantes aportaciones en ellas y que, a la vez, conectaban varios campos de las matemáticas. Actualmente trabajaba en la Universidad de Stanford, después de pasar por el Instituto Clay y por la Universidad de Princeton.

Fue galardonada con varios premios, siendo la Medalla Fields que consiguió en 2014 el más importante. En aquella época ya había sido diagnosticada de cáncer de mama. El avance de la enfermedad (la metástasis llegó hasta la médula ósea) es, posiblemente, la razón por la que en los últimos años hemos sabido poco de ella.

Se va una mente prodigiosa, una matemática brillante y, según los que la conocían, una persona muy alegre y con una gran fuerza. Una gran pérdida para la matemática mundial pero, sobre todo, para su marido Jan Vondrák y su hija Amahita. Descanse en paz.


Más información: