La gente no termina de entenderse porque conforme habla cambia sus axiomas lógicos y crea reglas de inferencia propias buscando su propio beneficio.

Francisco Miguel García Olmedo

Francisco Miguel García Olmedo fue profesor mío en la asignatura Lógica e Historia de las Matemáticas en 5º de carrera. Es uno de los profesores de mi época universitaria con los que mejor relación tengo. De hecho en mi último viaje a Granada pasé por su despacho y estuvimos un rato charlando (por si lees esto, Paco, no te quemes tanto, ya sabes por dónde voy).

Posiblemente la frase no sea textualmente lo que yo he escrito, pero en esencia es lo mismo que él comentó en una de clases. Y yo creo que en general no le falta razón, a veces cambiamos nuestros propios principios lógicos y nos inventamos reglas que no aplicaríamos en otras ocasiones para intentar llevar razón, pensando únicamente en nuestro beneficio.

Es posible que muchas cosas funcionaran mejor de lo que lo hacen si todos intentáramos aplicar la lógica en nuestras conversaciones y nuestras actuaciones…aunque, ahora que lo pienso, quizás esa ilógica manera de actuar le dé algo de salsa a esta vida…Hay muchos matices en todo esto. ¿Qué pensáis vosotros?

Print Friendly, PDF & Email