En una de mis clases del CAP, en la que se estaba hablando sobre los conocimientos que cada uno teníamos de nuestra área, una de mis compañeras (no recuerdo de qué especialidad) dijo algo parecido a lo siguiente:

Yo creo que conforme se va avanzando en un campo uno se va acercando a saberlo todo de él, a tener un conocimiento global del mismo.

Fuimos varios los que respondimos afirmando que esta chica estaba equivocada, que cuando más arriba está uno en la «pirámide académica» más tiende a la especialización.

Y es cierto. Además, no hace falta irse a un punto demasiado alto en esa «pirámide académica», con el instituto sirve. Conforme vamos avanzando en él nos vamos especializando cada vez más, en vez de aspirar a tener un conocimiento global de todas las áreas que se comienza tocando en él.

Viene todo esto en relación con la posible demostración de la veracidad de la conjetura ABC por parte del matemático japonés Shinichi Mochizuki, tema del que hablamos la semana pasada. Resumiendo muchísimo, lo que ha hecho Mochizuki es crear un nuevo «submundo» dentro de las matemáticas, unos nuevos objetos matemáticos con los que se puede trabajar, y ha visto que que las propiedades de los mismos implican la veracidad de la conjetura ABC.

¿Cuánto tiempo se tardará en revisar esta demostración? Pues posiblemente años (a no ser que se encontrara un error esencial relativamente pronto). Aparte de la complejidad de la demostración (como no podía ser de otra forma teniendo en cuenta el resultado del que estamos hablando), la razón principal por la que posiblemente se tarde tanto tiempo en revisarla es que probablemente nadie, aparte de Mochizuki, sepa absolutamente nada de esos nuevos objetos matemáticos. Por tanto en primera instancia se debe intentar comprender cómo funcionan dichos objetos para después poder aspirar a entender la demostración en profundidad.

En general, en el «mundo del conocimiento» pasa algo parecido: si alguien se interesa por un área distinta de la suya, por muy afín que sea, en principio entenderá bien poco. Cierto es que el título del post es algo exagerado, pero en esencia es algo así. Como me comentaba josejuan (hace tiempo que no apareces por aquí, espero que todo vaya bien) en un mail hace ya bastante tiempo,

El mayor experto del mundo no entiende casi nada de otros mayores expertos del mundo

Y si eso ocurre con los mayores expertos del mundo imaginad qué pasa con quienes no lo somos (es decir, con la amplia mayoría de los seres humanos).

Este hecho puede parecer evidente para muchos, pero no lo es tanto para la población en general. A mí, por poner un ejemplo, me han hecho alguna vez un comentario parecido a éste:

¿Cómo que no conoces este método para resolver este tipo de problemas? Si has estudiado matemáticas deberías saberlo todo sobre ellas.

Seguro que conocéis médicos que, para el resto de la gente, deben saber todo lo relacionado con la medicina, químicos que deben tener toda la información sobre todos los compuestos imaginables o filólogos que deben conocer todos los libros del mundo y todo lo relacionado con sus autores, su estilo o su trama. Pues eso es totalmente imposible, lamentablemente.

Henri Poincaré, uno de los últimos "matemáticos totales"

Henri Poincaré, uno de los últimos "matemáticos totales"

¿Esto es bueno? ¿Es malo? Bajo mi punto de vista es…inevitable. El volumen de información crece cada vez más rápidamente, imposibilitando esto que se pueda aspirar a tener conocimiento completo (ni de lejos) de toda un área, y por tanto mucho menos un conocimiento global de todos los campos. Como también me comentaba josejuan en aquel correo, lejos quedan los tiempos en los que genios interdisciplinares como Leonardo da Vinci eran capaces de tener control casi total de varias y variadas áreas del conocimiento. Y, aunque menos, también se ven lejos en el tiempo las figuras de Henri Poincaré y David Hilbert, posiblemente los dos últimos «matemáticos totales», matemáticos que eran capaces de comprender (prácticamente) todas las matemáticas de su época y de realizar avances en todas las áreas de las mismas.

Es interesante resaltar que josejuan me envió el citado mail a raíz del artículo Qué es el congreso ICHEP 2010 de París y por qué nos interesa en este blog que Francis publicó en su blog hace ya más de dos años. De él destacan principalmente dos frases relacionadas con el tema que estamos tratando en este post (en negrita) del siguiente párrafo:

¿Por qué asisten los físicos teóricos a estos congresos? Porque la la física teórica de altas energías se ha convertido en un campo tan diverso que las personas que trabajan en diferentes áreas, aun cuando exploran la misma física (por ejemplo, las teorías gauge), utilizando métodos diferentes (por ejemplo, simulaciones en redes frente a desarrollos perturbativos), es como si habaran en idiomas diferentes y no se entienden entre ellos. Para la mayoría de los teóricos es muy difícil entender lo que dicen los demás. Aún así, es importante para un físico teórico saber en qué están avanzando los demás con los otros enfoques y más aún es importante adquirir la sensación de humildad que nos aporta el reconocer que uno es el mayor experto del mundo en nada y no entienden casi nada de lo que cuentan los demás expertos en nada.

Bien, pues esto que ocurre con la Física ocurre con cualquier otro campo del conocimiento.

Para finalizar, quiero destacar que además de inevitable, como comenté antes, la especialización es bajo mi punto de vista necesaria. Dada la cada vez mayor complejidad del mundo actual, necesitamos expertos en todo. Quizás en otros momentos de la historia cabía la posibilidad de que un experto en algo también lo fuera en otra cosa, pero ahora eso parece cuanto menos muy muy difícil, por lo que el precio a pagar por formar a un «experto en algo» sea que no se pueda aspirar que también lo sea en otros temas. Por un lado esto puede parecer que esto es un problema, pero pensándolo bien, y teniéndolo bien claro, es una ventaja, ya que ahorramos esfuerzos que estaríamos dedicando a un imposible para centrarnos en lo nuestro.


Espero vuestras opiniones al respecto y vuestras experiencias sobre «conocimiento pleno», tipo la que he comentado yo (si conocéis alguna).

Print Friendly, PDF & Email