En los últimos tiempos estamos siendo testigos de la gran cantidad de formas en las que las administraciones públicas han malgastado nuestro dinero, ya sea para llenarse sus bolsillos o para llenárselos a otros.

Después de que tanto unos como otros (no miro a ningún partido, en la práctica me parece que todos se comportan básicamente igual) hayan sido avergonzados públicamente en multitud de ocasiones por escándalos y pelotazos de todo tipo, creo que ya va tocando comenzar a tratar el dinero del contribuyente de una manera razonable y eficiente. Y pienso que lo ideal sería hacerlo hasta en las situaciones más simples. Señoras, señores, el dinero del ciudadano no está para tirarlo, a ver si se les mete ya en la cabeza.

Todo esto viene por un caso que me ha contado un compañero que es profesor en un instituto. Evidentemente no es una de las situaciones más sangrantes, pero es un ejemplo más que indica lo mal que funcionan algunas cosas por dejadez…o al menos eso quiero pensar yo.

El caso es que hace unos días ha tenido lugar una reunión de coordinación de Selectividad (o como se llame actualmente) para Matemáticas en mi zona, la provincia de Ciudad Real. A ella se desplazaron gran cantidad de profesores de muchas ciudades y pueblos de la comarca, como es natural. El caso es que al parecer se convocó a estos profesores para comunicarles dos cuestiones:

  1. La situación de la Selectividad de Matemáticas sigue exactamente igual. Es decir, no hay ningún cambio ni en el temario, ni en el tipo de examen, ni en ningún otro detalle que pueda estar relacionado con todo esto.
  2. Presentación de la nueva coordinadora.

Bien, convocan a una multitud de profesores que tienen que desplazarse a la capital de la provincia, Ciudad Real, con el consiguiente gasto (del que una parte la pagaremos todos y, posiblemente, otra parte tendrá que pagar el profesor afectado) y llevan a varias personas a la reunión (alguien para comunicar lo que tengan que decirle a los profesores, la nueva coordinadora, etc.)…para decirles que no hay ningún cambio y para presentarles a la nueva coordinadora. ¿No cree nuestra querida Administración que enviando un mail a cada Centro comentando que no hay ningún cambio y enviando los datos y la foto de la nueva coordinadora habría bastado? ¿No cree que con eso habríamos ahorrado tiempo y dinero a todo el mundo? Entiendo que se convoque una reunión de Coordinación cuando se vaya a realizar algún tipo de cambio, ya sea en el temario, en el examen, o en cualquier otro tema relacionado, para que los profesores puedan preguntar in situ todas las dudas que puedan tener, pero ¿tan importantes son las dietas de esas personas que es imprescindible convocar a los profesores de una provincia entera a una reunión para decirles que no tienen nada que decirles? Tremendo, vamos.

Y, repito, no miro a ningún partido. En la actualidad en Castilla-La Mancha gobierna el PP, pero antes, con el PSOE, ocurría lo mismo. Aunque no hubiera nada que comentar se convocaba a los profesores…para decirles «Os hemos traído aquí para deciros que no tenemos nada que deciros». Lamentable…

Print Friendly, PDF & Email