Después de un tiempo (quizás demasiado), vuelvo a publicar un problema en Gaussianos. Esta vez es un curioso problema que nos propone @SamuelDalva, seguidor del blog desde hace tiempo. Vamos con él.

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) tiene que elegir entre dos candidatos para el puesto de analista de inteligencia. A fin de evaluar su capacidad de análisis, los somete a la siguiente prueba:

Los candidatos reciben esta información: «El señor X tiene sólo dos hijos, pero se desconocen sus sexos.»

La prueba consiste en que deben tratar de averiguar si los dos hijos del señor X son ambos niñas.

Pasado un tiempo, los candidatos vuelven con sus respuestas:

  • El Candidato 1 dice que exfiltró unos datos censales en los que se decía textualmente que «el señor X tiene al menos una hija».
  • El Candidato 2 dice que vio al señor X paseando con una niña, y que esa niña era su hija porque pudo verlo en su DNI cuando se lo pidió haciéndose pasar por policía.

El CNI sabe que los datos censales que consultó el Candidato 1 son ciertos. También sabe que la niña que el Candidato 2 vio con el señor X es de verdad hija suya.

¿Qué candidato logró el puesto y por qué?

Es difícil enunciar un problema así y que no surjan dudas en cuanto a la interpretación del enunciado o de los datos. Así que dejamos por aquí algunas notas aclaratorias:

Nota 1: No hay madrastras, ni padrastros, ni hijos adoptivos, ni gemelos monocigóticos, ni se ha muerto ninguno, etc. No hay ninguna triquiñuela oculta, ni nada raro. El señor X tiene dos hijos (sea cual sea su sexo) y punto.

Nota 2: Cuando en el texto hablamos del «señor X», siempre nos referimos al mismo señor X. Es decir, ambos candidatos han obtenido información referida al mismo señor X.

Nota 3: Para simplificar, suponemos que la probabilidad de nacer niño o niña es del 0,5 (esto es, un 50% para cada una de las opciones).

A ver qué sale en los comentarios.

Print Friendly, PDF & Email
4 5 votes
Article Rating