Parece mentira que algo tan «sencillo» como un triángulo dé tanto de sí como para escribir un libro de divulgación matemática sobre él, ¿verdad? Pues sí, da para eso y para mucho más. Y Manuel de León y Ágata A. Timón nos lo demuestran con su libro La engañosa sencillez de los triángulos.

Título: La engañosa sencillez de los triángulos
Autores: Manuel de León y Ágata A. Timón
Editorial Catarata
Los triángulos han despertado la curiosidad de las mentes más brillantes desde la Antigüedad clásica hasta la actualidad, en problemas de investigación teórica (en el cálculo de áreas y volúmenes de objetos complejos, en las curvas elípticas, en la fractalidad…) y en su aplicación a cuestiones reales, como el desarrollo de los sistemas de GPS, el diseño y la arquitectura. Sin embargo, esta «magia» de los triángulos no siempre resulta evidente para el alumnado que estudia sus propiedades y aplica el teorema de Pitágoras como una receta.

Frente a ello este libro ofrece al profesorado de Matemáticas, tanto de la ESO como de Bachillerato, algunos de los avances en la disciplina y propuestas para su trabajo en el aula con la intención de acercar la fascinación por este sencillo objeto geométrico a las aulas

Con este interesante, y atrevido, objetivo se presenta la contraportada de este libro dedicado en exclusiva a los triángulos. Y la verdad es que lo cumple.

A lo largo de sus ocho capítulos, Manuel y Ágata hacen un buen repaso de algunas de las cuestiones más interesantes relacionadas con los triángulos. En el capítulo 1, La engañosa sencillez de los triángulos, nos presentan este objeto geométrico y nos hablan un poco de sus propiedades y de su clasificación, llegando incluso a hablarnos sobre geometrías no euclídeas; en el capítulo 2, Cálculo de áreas. La fórmula de Herón, comienzan hablándonos de esta fórmula para calcular áreas de triángulos (de la que ya hemos hablado en Gaussianos) y de algunas otras cuestiones, llegando a introducirnos en el mundo de las curvas elípticas; en el capítulo 3, Triángulos para construir sólidos, entramos las tres dimensiones, relacionando los triángulos con la fórmula de Euler, la característica de Euler y la curvatura de una superficie; en el capítulo 4, Números triangulares, nos introducen estos curiosos números y los aprovechan para hablarnos del triángulo de Pascal y de empaquetamientos de esferas; en el capítulo 5, Jorge Juan y la medida del meridiano terrestre, se nos presentan algunas relaciones de los triángulos con cuestiones sobre nuestro planeta; en el capítulo 6, Fractalidad. Triángulo de Sierpinski, nos hablan sobre este curioso fractal de Waclaw Sierpinski y de algunos otros fractales, como el conjunto de Mandelbrot; y, en el capítulo 8, Triángulos en la vida cotidiana, nos dan algunos ejemplos de apariciones de los triángulos en otras disciplinas, como la arquitectura o la música.

Sin duda, un buen libro que, a lo largo de sus 99 páginas, nos ayuda a recordar algunas características de los triángulos que ya sabíamos y nos muestra otras que, seguro, serán desconocidas hasta ahora para otros. Recomendable para todos los públicos.

Print Friendly, PDF & Email